6 lugares imperdibles en Acapulco

Volviendo a este hermoso destino, Acapulco tiene mucho que ofrecer, planes para viajeros solos, en pareja y con familia. Para amantes de bellos atardeceres, diversión nocturna, deportes de aventura, y para aquellos que quieren escaparse de la rutina y del ruido de las grandes ciudades.

Para los curiosos de la historia, Acapulco cuenta con el encantador Fuerte de San Diego, donde es posible ver piezas de los barcos piratas que alguna vez navegaron su aguas. Un recorrido por la historia de sus primeros habitantes, evolución del cristianismo y hasta recreaciones de lugares como las coloridas y tradicionales cocinas mexicanas de la época. Además de estar dentro de un hermoso fuerte, cuenta con una excepcional vista. Y, si aún quedas con ganas de ver más de arte e historia, a pocos metros queda el Museo Histórico Naval que a simple vista pareciera un taller de madera, pero que cuenta con la fortuna de que su director es quien te hace el recorrido, y te narra con tal detalle que te sumerges en minutos en un apasionante travesía en el mar, mientras admiras los barcos que están construidos con maderas originales, guardando cada detalle perfectamente para que sus visitantes se sientan inmersos en increíbles historias, mientras detallan la espectacularidad de estas piezas.

Mural de Diego Rivera

No solo es posible ver arte en los museos; caminando por sus calles puedes encontrarte con espectaculares murales como el del artista mexicano Diego Rivera. Un mural creado en agradecimiento a su amiga Dolores Olmedo, quien no dudó en prestar su casa para que Diego y Frida vivieran durante un tiempo, mientras él se recuperaba de un quebranto de salud. Estos dos artistas quisieron darle vida a la casa, no solo por afuera, sino también en su interior dejaron un poco de arte en lo que hoy se conoce como La Casa de los Vientos. Una espectacular muestra de agradecimiento por los meses allí vividos; y que ahora es una visita obligada para los que visitan esta ciudad.

La pandilla de Hollywood 

Es cierto que Acapulco vivió una época dorada por la cual se volvió muy famosa. Esta fama se debió a que artistas de talla mundial vieron en esta ciudad un verdadero paraíso terrenal. Un lugar llamado hoy Hotel Los Flamingos, fue testigo de las reuniones de la crema y nata de Hollywood, todo, gracias a Johnny Weissmuller, quien interpretó a Tarzán en 12 de estas cintas,  y quien también fue un reconocido deportista olímpico. En este lugar se construyó una espectacular casa redonda donde él vivía y, por supuesto, recibía la visita frecuente de sus amigos; es por esta razón que recibió el nombre del escondite de la pandilla de Hollywood.

Al llegar al lugar, convertido ahora en un hotel, se ven fotografías de reconocidos artistas de la época. Sin embargo, conozcas o no sobre las películas o los artistas, es un sitio clave para visitar, la maravillas de sus vistas te dejarán sin aliento. Es posible ver la inmensidad del mar en todo sus esplendor, todo rodeado de hermosa naturaleza. Además, allí conocerás muchos detalles de esa época, todo narrado en fotos, posters y recortes de periódicos que se exhiben en el lobby; además, te darás el lujo de estar en su bar, donde hay un cartel que certifica que allí se inventaron estos famosos cocteles:

Según cuentan, el actor un día despertó con resaca, guayabo o cruda, como le llaman en México, luego de una larga fiesta. Con una sed insoportable, vio un coco y decidió agregarle los poquitos de trago que encontró a su paso para hacerse una refrescante bebida; para su sorpresa, luego de probarlo, y bajo el asombro de su novia, decidieron anotar la receta y bautizarlo coco loco.

Para todas las religiones 

Acapulco se puede dar el lujo de contar con increíbles edificaciones, pero lo mejor de todo, es que por donde se mire hay unas vistas impresionantes, es imposible no asombrarse con tanta belleza. Otro lugar, imperdible en tu visita es la Capilla de la Paz, construida por la familia Trouyet en agradecimiento por el hallazgo de los cuerpos de dos de sus hijos muertos en un accidente aéreo.

Lo mágico de este lugar, y por lo que la gente lo visita actualmente, es porque allí no hay una religión oficial, todas las creencias son bienvenidas. Tal vez por eso, se respira una tranquilidad absoluta, es una rara, pero liberadora sensación cuando se esta en el recinto; así como en sus bellos jardines.

De Compras

Si lo tuyo es el shopping, el centro comercial La Isla es la mejor opción, un sin número de tiendas, todo, mientras recorres canales, pasas puentes y ves fuentes de agua. Un recorrido ameno que te desconecta del mundo exterior para adentrarte en un plácida experiencia de compras y buena comida.

Agradecimientos:

Fidetur Acapulco

www.fideturacapulco.mx

Destinos y negocios

www.destinosynegocios.com.mx

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password